Información y requisitos de servicio de atención educativa en verano

Consentimiento informado (obligatorio)

 
1.- Protocolo del servicio de atención educativa en verano
1.1.- Pasos a seguir en casa antes del servicio diario
1.2.- Durante el servicio diario
-- Formato Pdf

2.- Protocolo de prevención y actuación en caso de riesgo de contagio o de contagio positivo por Covid-19
2.2.- Medidas de prevención
2.2.1.– Medidas de control al acceso a la actividad
2.2.2.– Medidas de prevención de la transmisión
-- Formato Pdf

3.- Actuación frente a caso confirmado de Covid-19 en la actividad.
-- Formato Pdf

 

1.- Protocolo del servicio de atención educativa en verano

  El servicio se prestará entre el 1 de julio y el 24 de julio, y estará dirigido a los y las niñas de familias que hayan realizado la preinscripción. El horario del servicio será de 9:00 a 13:00 horas. Los grupos estarán formados por 13 menores y 2 educadores. Cada grupo contará con un lugar de encuentro propio, que previamente será informado por la coordinación.

En el contexto actual  del COVID-19, tanto los participantes del programa de verano como sus padres/tutores deberán seguir la siguiente normativa. Será necesario el compromiso de todos.

 

1.1.- Pasos a seguir en casa antes del servicio diario:

0.- Si el niño o niña pertenece o convive con algún miembro de un grupo de riesgo, no podrá participar en la Atencion Educativa de Verano.

1.- Si el niño o la niña o algún familiar suyo presenta síntomas relacionados con el COVID-19, no acudirá al servicio y se pondrá en contacto con el monitor o responsable del servicio para informarle de la situación.

2.- Los niños y niñas deberán traer la mascarilla que se les entregará previamente. En aquellas actividades en las que no se pueda garantizar una distancia de 1,5 a 2 metros, deberán utilizar mascarilla.

Excepto los menores de seis años, los y las niñas que acudan sin mascarilla no podrán quedarse en el programa de verano.

Todos los niños y niñas deberán acudir de casa con las manos lavadas y tras tomarles la temperatura. Antes del inicio de la actividad, el monitor o monitora tomará la temperatura del niño o niña y, si está bien, autorizará a su padre/madre o tutor/tutora a permanecer en el mismo. Si da fiebre la niña o el niño volverá a casa con la persona responsable.

4.- En los lugares de recogida y entrega de niños y niñas se deberá mantener una distancia de 1,5 a 2 metros respecto al resto de padres/tutores y niños/niñas.

5.- Cada niño/niña traerá y transportará su almuerzo, agua, crema solar y demás objetos necesarios.

6 .- El progenitor/tutor legal deberá estar localizable para poder comunicarnos telefónicamente en caso de cualquier imprevisto.

7.- En los puntos de encuentro se colocarán mensajes y carteles recordando las pautas de seguridad.

 

1.2.- Durante el servicio diario:

1.- El personal monitor cumplirá una serie de hábitos de vigilancia de la salud. Al principio del día tomarán la temperatura, se asegurarán de que el niño tenga mascarilla y se lavarán las manos con los niños. Las y los niños se lavarán las manos varias veces y tratarán de mantener al máximo las distancias durante las actividades. Los monitores serán los responsables del equipo.  

2.- Todos los niños y niñas tendrán siempre a su alcance gel, papel, jabón desinfectante y agua para lavarse las manos.

3.- Se evitarán actividades con alto contacto físico.

4.- Las actividades tendrán lugar al aire libre, en zonas menos expuestas. Si el tiempo es lluvioso, utilizaremos los puntos de encuentro o los espacios cubiertos que hay en el pueblo.

5.- Los grupos no se mezclarán entre sí. Cada equipo tendrá su propio circuito.

7.- Si un niño o niña presenta síntomas de COVID-19 (tos, fiebre, dificultades respiratorias...) se informará al progenitor/tutor, se le apartará del grupo y se le pondrá mascarilla. Posteriormente, la familia deberá trasladar al menor al centro sanitario y el servicio sanitario realizará el correspondiente seguimiento.

8.- El niño o niña no podrá participar en la actividad durante 14 días si ha estado en contacto con una persona enferma con COVID-19, aunque no presente síntomas. Durante esos 14 días se deberá hacer un seguimiento en caso de que aparezcan indicios de enfermedad.

9.- Si algún día el niño o niña no acude al servicio, el padre, madre/tutor o tutora deberá comunicar el motivo al monitor o monitora o a la coordinación.

10.- El o la niña deberá traer cada día su almuerzo y su agua, y no podrá repartirla con su grupo de amigos.

11.- Se prohíben las visitas de familiares.

 

2. - Protocolo de prevención y actuación en caso de riesgo de contagio o de contagio positivo por covid-19

2.2.- Medidas de prevención

2.2.1.– Medidas de control al acceso a la actividad: autoexclusión y vigilancia activa de síntomas entre participantes y profesionales. Se les tomará la temperatura todos los días al llegar al servicio.

– La sintomatología de sospecha compatible con el COVID-19 está recientemente ampliada e incluye: fiebre, tos o sensación de falta de aire y tos síntomas atípicos como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas.

– La persona participante no debe acudir y no puede tomar parte en la actividad si presenta cualquier sintomatología que pudiera estar asociada con el COVID-19.

– La persona participante no debe acudir y no puede tomar parte en la actividad si ha estado en contacto estrecho (convivientes, familiares y personas que hayan estado en el mismo lugar que una persona afectada por el COVID-19 mientras presentaba síntomas a una distancia menor de 2 metros durante un tiempo de al menos 15 minutos) o compartido espacio sin guardar la distancia interpersonal con una persona afectada por el COVID-19, incluso en ausencia de síntomas, por un espacio de al menos 14 días. Durante ese periodo debe realizar un seguimiento por si aparecen signos de la enfermedad.

– La persona participante sí puede, bajo su propia responsabilidad, tomar parte en la actividad si es vulnerable o convive con una persona que sea vulnerable por: edad, por estar embarazada o por padecer afecciones médicas anteriores (como, por ejemplo, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes, pulmonares crónicas, cáncer o inmunodepresión).

2.2.2.– Medidas de prevención de la transmisión.

– Enseñar, fomentar y reforzar prácticas de higiene saludables entre todo el personal y las personas participantes. Con carácter previo al comienzo de la actividad, la entidad organizadora distribuirá un folleto informativo digital en el que se especifiquen las medidas establecidas de seguridad, comportamiento e higiene, así como las directrices que deberá cumplir el usuario, para anticipar de antemano el conocimiento y la práctica de estas pautas.

– Las personas responsables de la actividad velarán por la seguridad de la actividad mediante el adecuado cumplimiento de todos los protocolos y normas de seguridad establecidos.

– Intensificar las tareas de limpieza y desinfección, siguiendo las recomendaciones de las autoridades competentes en materia de higiene y salud en el trabajo. Implementación de señalización con las medidas de higiene y prevención por las instalaciones para su conocimiento general, ubicándose cierta señalización en zonas clave, como cuartos de baño, pasillos, puertas de entrada, …

– Las personas participantes o sus tutoras deberán responsabilizarse de su situación particular frente al COVID-19, de tal forma que si alguno presenta la sintomatología asociada con el COVID-19 descrita proceda tal y como se señala en el protocolo.

 

3.- Actuación frente a caso confirmado de Covid-19 en la actividad

– Compromiso personal con las medidas de seguridad e higiene. Se deberá respetar escrupulosamenta las medidas de higiene señaladas por sanidad. Se recuerda que las personas participantes o sus tutores son responsables de sus condiciones de salud y del respeto de las normas de higiene y prevención, y que bajo ningún concepto se ha de acudir con síntomas o malestar a las actividades.

– Actuación en el caso de que algún participante presente síntomas de caso sospechoso de COVID-19.

En la situación actual de transmisión comunitaria por la que estamos pasando se ha de tener en cuenta que todas las personas con síntomas compatibles son posibles casos de COVID-19.

La identificación se producirá mediante observación o notificaciones por parte de las personas participantes. Cuando una persona participante presente síntomas compatibles con COVID-19 o estos sean detectados por una persona trabajadora durante la actividad, se le llevará a una sala para uso individual, identificada en el procedimiento, que cuente con ventilación adecuada y con una papelera de pedal con bolsa, donde tirar la mascarilla y pañuelos desechables. Asimismo, si no la tuvieran, se facilitará una mascarilla quirúrgica para la persona participante y otra para la persona adulta que cuide de ella, se avisará a la familia, persona tutora o allegada correspondiente en cada caso y se pondrá en marcha el contacto con el dispositivo sanitario o de salud pública establecido en Oñati para que se evalúe su caso. Según la Estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de COVID-19, debe ser su equipo de Atención Primaria de referencia quien realice la valoración clínica y la solicitud de pruebas diagnósticas para confirmarlo, notificarlo, hacer el seguimiento clínico del caso, así como iniciar el estudio de contactos (en colaboración con los Servicios de Salud Pública según el marco organizativo).

– Corresponde a los servicios de Salud Pública, en coordinación con Atención Primaria y los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales cuando sean personas trabajadoras, organizar el estudio de contacto de los casos positivos identificados.

– Actuación tras identificación positiva de caso de COVID-19. Se podrá en marcha el protocolo de la organización siguiendo en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

– El manejo de casos y contactos entre participantes y profesionales se debe realizar según lo indicado en sanidad. No corresponde a las personas profesionales en materia de ocio realizar ni el estudio de contactos ni la valoración de suspensión de actividad. Aunque colaboren en el trabajo que las autoridades sanitarias les soliciten.

– En su caso, se coordinará el regreso de las personas participantes a sus domicilios y se implementarán estrategias para dar continuidad a las actividades evaluando alternativas.

 

CONSENTIMIENTO INFORMADO (obligatorio)