Arrikrutz Las Cuevas de Oñati

 En el corazón de la cordillera de Aizkorri, con 15km de largo, la Cueva de Oñati-Arrikrutz ha sido refugio de animales prehistóricos.

Arrikrutz_Estalagmiten gela.

Al ser las Cuevas de Oñati-Arrikrutz una de las cuevas más extensas de Gipuzkoa, es un excepcional escaparate del paisaje kárstico del País Vasco. Esta cueva esculpida por el agua en la roca a través de los siglos ha sido una de las pioneras en la investigación espeleológica y paleontológica.

Arrikrutz: Entre los animales prehistóricos


La Cueva de Oñati-Arrikrutz es especial por sus descubrimientos paleontológicos. Se han hallado huellas del paso del Rinoceronte lanudo (Coleodonta antiquitatis), hiena de las cavernas(Crocuta crocuta spelaea) y ciervos gigantes  (Megaloceros giganteus), pero son de mencionar las muchas osamentas de osos cavernarios (Ursus spelaeus) y el esqueleto completo de un león de las cavernas (Panthera leo spelaea), primer hallazgo de este tipo en la península ibérica. 

Panthera leo spelaea_Arrikrutz

Este último ha sido el descubrimiento más importante hasta la fecha en las Cuevas de Arrikrutz. Este tipo de león vivió en Eurasia hace entre 300.000 y 10.000 años y es uno de los mayores félidos que han existido. El esqueleto completo hallado tiene una datación aproximada de 35.000.